Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

¿Has hecho alguna vez una dieta y después te diste cuenta que a las pocas semanas de suspenderla o abandonarla ganaste más peso del que habías perdido? A esto se le llama efecto rebote. ¿Por qué ocurre?

Se debe al menos por tres causas. Principalmente es que la mayor parte del peso que se pierde es líquido, debido al gran consumo de diuréticos que exigen las dietas. Además, hemos reducido masa muscular con la dieta y por último, en vez de convertirse en rutina, la dieta que habíamos estado siguiendo no cambio nuestros hábitos alimenticios y al dejarla de hacer, volvimos a nuestro régimen anterior.

Una dieta ideal debería cumplir con al menos dos condiciones: mantener el valor de nuestra masa corporal y enseñarnos a comer de manera correcta.

Entonces, ¿cómo evitar el efecto rebote? Aquí te damos 5 consejos útiles:

  1. Cambia tus hábitos. Si los alimentos que estabas consumiendo anteriormente eran la raíz de tu problema de peso, debes evaluar un cambio para llevar una vida saludable y mantener el peso deseado.
  2. No te saltes comidas. Muchas personas creen que matándose de hambre pueden bajar de peso. Sin embargo, esta forma poco equilibrada puede traer graves problemas a la salud. Lo mejor que puedes hacer es aprender a combinar lo que comes para disfrutar de alimentos bien balanceados.
  3. Pierde peso poco a poco. La mejor manera de mantener el peso es perder el peso despacio. No se pueden perder en 10 días los quilos que hemos acumulado durante 10 años. Hay que tener paciencia y no querer conseguir los resultados en sin esfuerzo en un período de tiempo corto. Se recomienda bajar entre medio quilo y 1kg a la semana, pero no más de 1 kg a la semana.
  4. Dile no al sedentarismo. Si no eres una persona activa, es muy difícil que te mantengas delgado. Las personas que se mueven poco tienen un gasto energético muy bajo y resulta más difícil sentirse saciado comiendo lo que realmente necesita su organismo. La solución es tan sencilla como ¡moverse más! ¿Cómo? Busca un deporte que te guste, bájate una parada antes del metro o del autobús, sube y baja las escaleras en vez de coger el ascensor, camina o ves en bici para evitar coger el coche o la moto, aprovecha el verano para hacer actividades al aire libre, etc.
  5. Reduce tu peso de manera planificada. Antes de bajar de peso, pregúntate: ¿Estoy dispuesto a cambiar mi manera de comer?, ¿Qué me motiva a hacer dieta?, ¿Qué me impide hacer dieta?, ¿Quiero hacer dieta?, ¿Por qué quiero hacer dieta?, ¿Qué quiero conseguir con la dieta?, ¿Es un buen momento personal para empezar? Es importante creer en lo que hacemos y recordar nuestro planteamiento inicial en momentos de desmotivación o ante dificultades que puedan surgir.
Anuncios
Tags:

Related Article

No Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SÍGUENOS

GOOGLE PLUS

PINTEREST

FLICKR

INSTAGRAM

LINKEDIN

YOUTUBE

VIMEO

PUBLICIDAD

Unete a nuestro Newsletter

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

A %d blogueros les gusta esto: